El Ave Fenix

  La leyenda del AVE FENIX





El FENIX es un ave maravillosamente bella q vivia en el paraiso, junto con el primer hombre y la primer mujer, a los q seguia a todas partes. Cuando ADAN y EVA fueron expulsados, un angel portador de una espada de fuego fue designado xa cuidar las puertas del paraiso e impedir pudieran volver al Eden. Empujado x el amor y la lealtad, el ave FENIX intento impedir q las puertas se cerraran definitivamente xa sus amigos. Entonces, una chispa salto de la espada del guardian y el hermoso plumaje del ave se encendio, terminando con su vida en una llamarada multicolor. Quizas como un premio x haber sido la unica bestia q se habia negado a probar el fruto prohibido, o quizas xq era injusto q un acto de amor terminara en una muerte, el caso es q todos los angeles estuvieron de acuerdo en concederle al ave FENIX varios dones, como sanar las heridas de otros seres vivos con sus lagrimas y el de la vida eterna. Su importalidad se manifestaba en su eterna capacidad de volver a la vida resurgiendo de entre sus cenizas.



EL AVE FÉNIX


El ave Fénix fue O ES el único animal del Edén del paraiso de Dios , que resistió a la tentación, ganándose con ello la eternidad. Sea cual sea la leyenda o historia o la versión de su historia que leamos, entenderemos que este ser fantástico de fuego simboliza lo mismo en todas las culturas, que correspoderia a la inmortalidad y la resurrección.
El origen del ave Fénix se remonta a Libia y Etiopía, aunque su nombre proviene del griego y significa: rojo.

Representado como una enorme ave o pájaro envuelto en candentes llamas y de plumaje como el mismo fuego ardiente, se lo considera un semidiós, pues era consumido por las llamas, para luego renacer de sus cenizas.
Los griegos lo bautizaron Phoenicoperus, nombre que recorrió toda la Europa Romana.
Para ellos, el ave fénix posee plumas deliciosamente perfumadas y era un animal sagrado que –según Heródoto, Plinio el Viejo y Epifanio de Salamina- sólo existía en Egipto, volaba hacía el altar del Heliópolis cada quinientos años, donde se incendiaba con el fuego y renacía al día siguiente. Allí se lo llamaba Bennu y simbolizaba las crecidas del Nilo, a la resurrección, y al Sol, que muere y renace todos los días.
En la tradición cristiana primitiva, el Fénix vivía en el Jardín del Edén. Cuando Adán y Eva fueron expulsados, el ángel que los desterró despidió una chispa de su espalda que encendió el nido del ave, haciéndolo arder hasta consumirse, pero a ser la única bestia que se había negado a probar la fruta prohibida, le fue concedida la inmortalidad a través de la capacidad de renacer de sus cenizas.
El ave hacía un nido donde ponía un único huevo que empollaba por tres días. Al tercer día, el Fénix se quemaba por completo y resurgía del huevo el mismo Fénix. Así fue como se convirtió en símbolo a la vez de la inmortalidad y de la resurrección, así como de que la esperanza nunca debe morir en el hombre.




INFORMATIVE NEWS.COM

DERECHOS RESERVADOS

No hay comentarios.:

Publicar un comentario