Historia Real El Hombre de negro

El hombre de negro


Les quiero contar lo que vivimos mis dos hijos mi esposo y yo en una casa que rentabamos,

Fue en el 2017, tenia poco tiempo de haber regresado con mi esposo, despues de 4 años separados .

Después de mucho buscar encontramos esa casa en la colonia René Álvarez en Monterrey. Era una casa muy grande de dos pisos 4 recamaras; cocina, sala, patio super grande y en la parte de enfrente también muy amplio . Al verla por fuera estaba descuidada paredes en obra gris, por dentro igual descuidada lo que me gusto que era muy amplia y quedaba super cerca de mi trabajo.

Pensamos en comprarla por que estaba muy barata y super amplia, la entrada principal daba a la cocina y a un costado la sala, al fondo estaba la escalera , lo que llamo mucho mi atención fue que donde comienza la escalera estaba un retrato pero pegado en la pared no se podía quitar era de una niña pero se veía antiguo. Al llegar nos instalamos, yo estaba embarazada de 20 semanas, al pasar los días mi hijo de 11 años hizo amiguitos en esa calle y un día. después de haber pasado una tarde jugando con sus nuevos amigos, me dice: -mamá que crees que dicen los niños? Le pregunte que que era lo que habían dicho y respondió que le preguntaron que porque habíamos rentado esa casa, que si no teníamos miedo a lo cual el les respondió que no, que por que habría de tener miedo y ellos dijeron que por que en esa casa espantaban y que los renteros que llegaban no duraban ni un mes, le dije que no hiciera caso que tal vez decían eso por el aspecto de la casa y pues sola y sucia si se veía de miedo ... nosotros la arreglaríamos y le daríamos calor para que se viera bonita .

Pasaron los meses y todo bien hasta cuando cumplí 32 semanas de embarazo ya faltaba poco para dar a luz . nosotros habíamos ocupado las recámaras de la parte alta ya que eran las mas arregladitas, el baño estaba bajo las escalera, pues como ya faltaba poco para aliviarme decidimos bajar mi recamara a la sala por aquello del baño cerca para no subir y bajar escalera a cada rato, mis hijos se quedaron arriba compartían recamara, pues de la nada nada mas daban las 11 de la noche y en la recamara que ocupábamos mi esposo y yo se escuchaban ruidos de canicas rebotando, cosas que se caían, a mis hijos les dio ya que tenían que pasar por ahí para entrar a su recámara , se sentía escalofrío y un ambiente muy pesado.

decidimos trasladarlos a la sala, ya que era demasiado amplia, yo estaba ya en los últimos días para dar a luz, había noches que no podía conciliar el sueño.

Una noche estando despierta vi como una silueta de un hombre bajaba por la escaleras que estaban a un costado de donde estaba mi cama, me.quede en silencio pensé que era una persona que se había metido a robar y como estaba obscuro, solo paso bajo por la escalera y se fue hacia la cocina, yo no dije nada, no me moví, me puse a orar y me quede dormida. A partir de ahí la paz que se sentía en esa casa cambio por completo

mis hijos no querían subir a la planta alta, los muebles de la ropa los habíamos dejado en las recámaras de arriba, tenían miedo se seguían escuchando cosas a todas horas no solo en las noches , mi esposo cuando se metía a bañar decía que no quería cerrar los ojos por que sentía que lo estaban viendo, mi hijo cuando entraba a el baño decía que le tocaban la ventana que daba del baño a el patio trasero, y pues yo cuando tenia que subir por ropa también sentía un escalofrío.

Teníamos dos perritos, un Chihuahua macho y un pug hembra pues mis perritos de la nada se llenaron de garrapatas exageradamente , hasta invadirnos dentro de la casa, tuvimos que fumigar toda la casa por que no solo eso también todos los días nos salían ciempiés de todos tamaños y mi preocupación era que ya pronto llegaría mi bebé.

Se llego el dia en que me alivie ya de regreso a casa con mi bebe pues seguimos durmiendo ahí en la sala; pero todo seguía igual o peor los ruidos eran cada vez mas, todos teníamos miedo ya no queríamos vivir ahí; pero era muy precipitado encontrar una casa y yo recién aliviada.

Ahí nos quedamos , nos recomendaron someriar la casa , nosotros con la esperanza de que todo eso cambiara a como pudimos lo hicimos; pero al estar diciendo las oraciones nos trababamos o se nos olvidaba y mi esposo quien era quien cargaba el somerio sintió como en la escalera lo empujaron. Mi perrito subía a la recamara que usaban mis hijos y se ponía a ladrar y a gruñir.

Un dia era en la tarde subí con todo y miedo para bajarlo, ya de no saber que hacer puse una veladora pedí por quien estuviera ahí y le pedí que se fuera y hicimos oración . después de eso la veladora se terminó muy rápido unos días se calmo todo fueron pocos pero dormíamos tranquilos .

Pasaron los días y fue peor todos teníamos miedo hasta de día y por las noches dormía con todos los focos de la casa encendidos . Se terminaron mis días de incapacidad, me fui a trabajar, mi hijo entró a la secundaria y mi esposo también se iba a trabajar, se quedaba en casa mi hija de 16 años con el bebé, mi trabajo estaba a media cuadra de donde esta la casa y cuando llegaba de trabajar encontraba a mi hija llorando, decía que ella no quería ya estar ahí que sentía que se iba a volver loca.

después de ver a mi hija así y todo eso que vivimos ahí que para nosotros fue un infierno, a tal grado de sentir mucho miedo hasta en el día nada mas, daban las 11 de la noche y mi bebe empezaba a llorar después de orar dejaba las luces encendidas y no dormía toda la noche por miedo a que nos pasara algo, por que tan solo al cerrar los ojos sentía que alguien nos observaba.

Con todo eso ya ni regalada queríamos esa casa lo que queríamos era encontrar otra y pronto salirnos de ahí .... después de que nos salimos, duro un tiempo sola hasta que se vendió esta habitada por una pareja joven con una bebe mas o menos de un año. No comprendo que fue lo que paso o por que ellos si siguen ahí ...

INFORMATIVE NEWS.COM

DERECHOS RESERVADOS

No hay comentarios.:

Publicar un comentario